En tres meses, 23 periodistas salen de Nicaragua por régimen de Ortega

(CNN)– Unos 23 periodistas se han ido de Nicaragua de Abril a junio de este año por hostigamientos, amenazas de encarcelamiento y agresiones de las que eran víctimas en su mayoría por agentes policiales, según un informe de La Red Regional Voces del Sur y la Fundación por la Libertad de Expresión y Democracia (FLED) divulgado este lunes.

El informe, denominado «Cárcel, censura y exilio», destaca que desde 2018 al primer semestre de 2023 ya suman 208 periodistas, comunicadores y trabajadores de medios de comunicación de Nicaragua que han exiliado en otros pagos.

FLED es una entidad privada sin fines de lucro que promueve la protección del derecho a la libertad de expresión, mientras que Voces del Sur se presenta como una de las organizaciones de la sociedad civil de América Latina que promueve y defiende la libertad de prensa y de expresión. expresión, acceso a la información y seguridad y protección de los periodistas.

Estas dos organizaciones no gubernamentales destacan en el escrito que la República de Costa Rica está en la que hay más periodistas refugiados, con 112, seguidos de Estados Unidos y España.

Agregan que en el segundo trimestre de est año se emitieron 15 alertas traducidas en 18 casos de violaciones a la libertad de prensa totalmente documentados.

De las 13 víctimas cuyos casos se lograron documentar, según el informe, seis son mujeres y siete hombres.

Antes de considerar un aumento en exceso de la violencia generalizada contra la prensa independiente en Nicaragua, donde ha provocado el crecimiento del «exilio forzado», FLED dice que ajustar que confirmar en 3 de los 17 departamentos que conforman el país en la actualidad no existe práctica periodística independiente, fecha que para esta organización promotora de la libertad de expresión, prensa e información es catastrófica.

El informa destaca que, de los periodistas que continúan ejerciendo la profesión de entro de Nicaragua, la mayoría lo hace desde la «clandestinidad», otros han tenido esa dedicación para tomar pequeños negocios, y un número reducido sobrevive en medios radiales y televisivos en programas de «bajo perfil» o de poca audiencia.

CNN intentó obtener comentarios de la Cancillería de Nicaragua y de la propia presidencia, pero hasta ahora no ha tenido respuesta.

Estas dos organizaciones aseguran que algunos “personeros políticos”, que velan por los intereses del partido gobernante, han mantenido una campaña permanente de agresión verbal contra los medios de comunicación independiente por el trabajo de denuncia que realizaron durante 2018, que dieron inicio a las protestas antigubernamentales contra el régimen del presidente Daniel Ortega.