¿de qué lo acusan en el caso Odebrecht en Colombia?

(CNN Español) — En una audiencia que duró 5 horas, la Fiscalía de Colombia imputó varios delitos este lunes a Óscar Iván Zuluaga, excandidato presidencial por el Centro Democrático, ya su hijo y gerente de campaña David Zuluaga por haber recibido fondos de manera irregular para la campaña 2014 elección.

De acuerdo a un comunicado del ente investigador, el excandidato enfrenta dos cargos de falsedad en documento privado, tres de fraude procesal y uno de enriquecimiento ilícito de particulares, mientras que su hijo fue imputado de un cargo de fraude procesal. Ninguno de los dos aceptó los cargos.

La Fiscalía informó que Zuluaga recibió más de US$ 1,6 millones de parte de la constructora brasileña Odebrecht para su campaña electoral de 2014. Las autoridades.

En la audiencia, los impuestos entre ellos variarán dependiendo de qué tan detalladamente incluyan la captación irregular en la campaña. El dinero, según señalóon, se habrá invertido en una campaña publicitaria de primera y segunda vuelta la cual no aparece en los libros contables de la campaña ni tampoco se rompió en el Consejo Nacional Electoral.

“La prueba en cuenta que Óscar Iván Zuluaga tenía conocimiento del aporte ilícito y presentó ante la autoridad electoral los informados de ingresos y gastos de primera y segunda vuelta, sin incluir los aportes de Odebrecht”, sostuvo la Fiscalía.

El comunicado agregó: «El candidato y su gerente de campaña, en las declaraciones rendidas ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), también habrían ocultado información sobre la colaboración económica de Odebrecht. Por consiguiente, presuntamente, indujo un error al CNE, que cerró una investigación administrativa que se llevó a cabo por financiación extranjera”.

En este caso, la Fiscalía sostiene que Zuluaga buscó financiación internacional y la encontró en Brasil con un contacto que era muy cercano y conocido a la campaña. Se trata de Daniel García Arizabaleta, el mismo qu’entregó hace pocos días unos audios que presentó el ente acusador y se convirtió en objeto de esta investigación.

El hecho de que ambos no hayan aceptado los cargos implica que el juicio va a continuar y podría tardar meses y hasta años. Esto también es un riesgo para Zuluaga y su hijo, porque él se podría exponer a la máxima condena. Tampoco podría ejercer cargos públicos y tener que pagar una multa económica.

Sin embargo, el excandidato también podría negociar con la Fiscalía mientras dure el juicio y podría tener algunos beneficios.

La Fiscalía dijo este lunes que no se solicitaron medidas de aseguramiento, por lo que tanto Zuluaga como su hijo van a continuar el proceso en libertad.

Odebrecht en Colombia

La Fiscalía sostiene que en 2014, Zuluaga, entonces candidato, se habría reunido en varias oportunidades con el exdirector de Odebrecht en Colombia, Eleuberto Antonio Martorelli, y que en esos encuentros se habría pactado el aporte.

En el caso de cooperación y suspensión de la acción penal con la Fiscalía de Colombia, Martorelli reconoció haber pagado tiene un cabildero para que influirá sober funcionarios públicos para beneficiario a Odebrecht en la obtención de obras de construcción y concesión del tramo de Ocaña-Gamarra del proyecto Ruta del Sol II, a cuyo contrato la Fiscalía relaciona a la exministra de Transporte Cecilia Álvarez.

En 2016, en un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht y su filial Braskem aceptaron haber pagado sobornos a cambio de contratos en 12 países entre los años 2001 y 2016, entre ellos Colombia.

Bertha Ramos de CNN en español contribuyó con este informe.