130 mujeres en Ecuador reciben el indulto presidencial tras la publicación del primer censo penitenciario

(CNN Español) — Un decreto presidencial permitió que 130 hombres que cumplían penas menores y se encontraban en situación de vulnerabilidad se beneficiaran de la pérdida de la pena impuesta a través del indulto otorgado a jóvenes por el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso.

La decisión será objeto de un análisis técnico e individual por parte de las diversas instituciones competentes para que las mujeres con enfermedades catastróficas, terminales y raras puedan recibir una segunda oportunidad, informada el Servicio de Atención de Personas Privadas de la Libertad (SNAI).

“Ahora podrás estar con mi familia. Me siento tan feliz porque voy a poder compartir con mi familia, tengo una nieta que recién nació, va a tener dos meses y voy a compartir con ella. Aprovechar lo que no he aprovechado con mis hijos en estos siete años voy a compartir con esa nietita que es mi esperanza que me ha dado esa luz para seguir luchando por mi enfermedad”, dijo una de las mujeres beneficiarias, cuya identidad fue reservada por el SNAI.

Varias de estas mujeres vivieron también con sus hijos pequeños en las prisiones y cumplieron sentencias que no afectaron la vida o la integridad física de otras personas.

“No podemos permitir que esos niños crezcan en un mundo tras las rejas, en medio de un ambiente sórdido no apto para su edad y mucho menos para su formación mental y psicológica. Vamos a reinsertarlas en la sociedad a fin de que tengan una segunda oportunidad, para que tengan un mayor futuro para sus hijos”, manifestó el presidente Lasso durante la firma del indulto y la presentación de los resultados del primer censo penitenciario de Ecuador.

El 71,7% de las mujeres sentenciadas tienen al menos un hijo viviendo con ellas en las prisiones, según el SNAI. Hay una población carcelaria de mujeres de 1.965 reclusas a escala nacional y el 83% ha recibido una sentencia, de acuerdo con el censo.

¿En qué consistía el indulto presidencial?

Para que una persona privada de su libertad en cualquiera de los 36 centros penitenciarios de Ecuador pueda recibir un indulto presidencial se deben cumplir ciertos parámetros y condiciones.

El decreto 816 firmado por el presidente Guillermo Lasso establece que el perdón de la pena se otorga bajo las siguientes condiciones:

  • Una persona ha obtenido una sentencia condenatoria ejecutoriada (que ya no admite ningún recurso judicial) por delitos de robo, sin causar la muerte o lesiones en la víctima; estafa o abuso de confianza con ciertas excepciones.
  • No haber sido sancionado disciplinariamente por la comisión de faltas leves, graves o gravísimas anticipadas en el Código Penal desde su ingreso a la cárcel.
  • No tener otras sentencias condenatorias ni medidas cautelares por ejecutar.
  • No tener otro proceso penal pendiente en su contra.
  • Padecer una o más de las siguientes de salud que han sido validadas por el Ministerio de Salud Pública: enfermedades catastróficas, terminales, raras o huérfanas, HIV-AIDS, tuberculosis multidrogorresistentes, coinfección de tuberculosis y HIV.
  • No haber cometido delitos como genocidio, lesa humanidad, desaparición forzosa, tortura, tratos crueles o violación grave a los derechos humanos.
  • No haber cometido delitos como peculado, tráfico de influencias, lavado de activos, delito organizado, asociación ilícita, entre otros.

El director del Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI), Guillermo Rodríguez, dijo que se trata de un acto de reconocimiento humanitario para que las mujeres a quienes el presidente perdonó la pena puedan transformar sus vidas y aprovechar esta oportunidad.

“Hagan que cada día cuente y que este perdón se constituya en una oportunidad para enmendar, rectificar y vivir con propósito y dignidad”, especifica Rodríguez.

Censo penitenciario: tráfico de drogas, robo y homicidio encabezan lista de litos en Ecuador

Los resultados del censo penitenciario arrojaron algunos indicadores de la situación en las cárceles de Ecuador y la población penitenciaria. El Instituto de Estadística y Censos (INEC) lideró junto al SNAI, las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y el Registro Civil la realización del censo.

Según Roberto Castillo, director del Instituto de Estadística y Censos, el censo se organizó a través de entrevistas, validación de datos, toma de huellas, fotografías, entre otros parámetros para conocer la situación de los presos.

Para acceder a algunos de los datos del censo se activa un visor en la página del INEC a través del siguiente enlace:

Entre otros datos, el censo arrojó lo siguiente:

  • Existen 31.321 presos en los 36 centros penitenciarios de Ecuador.
  • El 93,7% de los reclusos son hombres.
  • El 6,3% son mujeres.
  • El 10,4% de los presos sus extranjeros.
  • La edad promedio es de 34 años.
  • El 51,5% está relacionado con la educación básica.
  • El 37,8% alcanza el bachillerato.
  • Los 5 principales delitos con sentencias: tráfico de drogas, robo, homicidio, violación sexual y tenencia y porte de armas.
  • El 83,5% ha recibido una sentencia.
  • El 47,3% tiene más de 2 años de prisión.

En marzo de 2022, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó información sobre la situación de las cárceles de Ecuador en la que concluyó que registrar una «ausencia de control efectivo por parte del Estado» e hizo recomendaciones para reducir el hacinamiento y evitar el abuso de la prisión preventiva.

Desde 2021 ha aumentado los episodios violentos en las cárceles ecuatorianas. De acuerdo con el SNAI, más de 400 presos han muerto en las prisiones. Una situación que ha recibido la condena de organismos internacionales por la falta de respuesta estatal. El Gobierno del presidente Lasso espera que el censo penitenciario ayude a mejorar las condiciones dentro de las cárceles, contener la violencia y tomar medidas desde la administración pública para enfrentar la crisis del sistema penitenciario.